fbpx

Cómo manifestar algo que no has podido manifestar

Anoche recibí un email de una de las alumnas de mi workshop “cómo crear un vision board” (te dejaré el link más abajo por si te interesa tomarlo) que decía algo así: “Ya hice mi vision board, tiene imágenes de mi vida ideal, pero lo que yo realmente quiero es independizarme y tener un negocio, y no sé cómo buscar algo que me ayude a sentirme capaz de tener lo que yo quiero”.

Cuando vi el archivo que me mandó supe que era un vision board viejo y que no había seguido el proceso completo que yo compartí en mi workshop (por favor, si te metes al workshop, hazme caso y confía en el proceso que te comparto ahí).

La verdad, el vision board que me enseñó no le va a servir; ella necesita hacer cambios y corregir algunos errores –casi imperceptibles– para poder manifestar lo que ella quiere.

Le propuse compartir mis observaciones por aquí también porque pueden ayudar a otras personas; así que con su permiso…

 

EN ESTE POST: 3 COSAS QUE PUEDEN AYUDARTE A MANIFESTAR SI YA HAS PROBADO DE TODO Y NADA PARECE FUNCIONAR.

1. Siempre que te atores, regresa a los básicos

En lugar de investigar más técnicas, más métodos, más fórmulas, más ejercicios o más de lo que sea, repasa lo que ya sabes sobre manifestación. No necesitas conocer todas las técnicas que existen para manifestar, solo necesitas comprender y practicar los principios básicos; te aseguro que con eso es más que suficiente.

el principio básico para manifestar es este: en lo que te enfocas se expande.

Eso significa que no hay manera de que tú te sientas predominantemente de una forma y que atraigas a tu vida experiencias que te hagan sentir lo opuesto. Así no funciona la ley de atracción.

Imagínate que yo vivo con la sensación de que soy “diferente” y que nadie me comprende. Si así voy por la vida, emanando esa energía, naturalmente lo que recibiré es la evidencia de que, en efecto, soy diferente y nadie me comprende.

Si le vas a entrar al tema de manifestación, necesitas aceptar que tu “realidad” es sólo un conjunto de experiencias que te confirman que lo que crees es cierto.

En el caso de esta chica, ella muy en el fondo cree que no es posible obtener lo que ella quiere. Si ella se sigue enfocando en esa parte de su realidad (que solo es el resultado de los pensamientos dominantes que ha tenido en el pasado), ella seguirá recibiendo más evidencia de que eso es cierto.

Lo que ella necesita hacer es conectar con la parte de sí misma que se sabe capaz y la parte de sí misma que sabe que definitivamente sí puede obtener lo que ella quiere.

Si ella decidiera prestar más atención a los momentos en los que sí obtiene lo que quiere, su vida comenzaría a cambiar muy rápido.

Por ejemplo, podría comenzar a notar todas las veces en que se quiere dar una ducha y el agua ya está caliente. También podría comenzar a notar –y por supuesto, agradecer– todas las veces en que ella tiene un antojo especial y en su casa la consienten y se lo preparan.

Observando esos pequeños detalles que ella probablemente da por hecho en su vida cotidiana, podrá lentamente cambiar sus creencias sobre lo que sí puede tener y lo que no.

Por otra parte, ella necesita cultivar el sentimiento de competencia, de sentirse capaz. Para ello, necesitará poner especial atención a todo lo que hace “bien” y preguntarse ¿en qué actividades me siento competente?, ¿qué actividades creo que hago muy bien?

Realmente, no importa la actividad que ella elija, lo que importa es la sensación de competencia que ella observe al hacer esta actividad.

(¿Por qué necesita “observar”? Porque en lo que pones tu atención se expande. Si ella observa con atención –e intención– todas las ocasiones en donde es competente, su competencia se expandirá a otras áreas de su vida; lo cual, en un par de semanas, le hará sentir súper capaz de hacer cosas que en este momento no se anima a hacer.)

Tal vez ella es buenísima doblando la ropa, o tiende la cama de una manera espectacular. Tal vez es muy  buena haciendo reír a la gente o dando consejos. Tal vez tiene una gran capacidad para solucionar problemas matemáticos o para cocinar. Tal vez es buenísima percibiendo la energía de los demás o es una excelente amiga.

No importa tanto en qué aspecto de su vida ella se sienta capaz (por ahora), sino que ella se dé cuenta de que hay áreas de su vida en donde ella se siente capaz.

(En lo que pones tu atención, se expande. ¿Recuerdas?)

2. Averigua si hay un conflicto de deseos

La única razón por la que sé que esto le está pasando a mi alumna es porque le pedí que me mandara el primer ejercicio que comparto en el workshop del vision board que mencioné hace rato (más abajito te dejo el link por si te quieres inscribir).

En el workshop les comparto un ejercicio muy sencillo para definir qué es exactamente lo que quieres.

Lo que me pareció interesante cuando ella me mostró su ejercicio es que algunas cosas estaban tachadas. Cuando le pregunté por qué me explicó que esas cosas no eran viables y realistas y mejor decidió quedarse con lo más abstracto.

De cierta manera esto está “bien”, porque en el en workshop les pido que eliminen del vision board aquello que no les parece posible. Pero la sensación que sentí al leer su respuesta fue otra; sentí un conflicto de deseos: Quiero esto, pero como no lo puedo tener mejor decido que ya no lo quiero.

Si eso fuera cierto, a mí no me importaría que ella quitara de su vision board la foto de la casa que decidió quitar porque no le parecía viable; lo que no me gustaría es que no figurarán imágenes en su vision board que conecten con lo que sí quiere: independencia, libertad y autonomía.

En tu vision board tienes que hacer espacio para las metas que están en tu corazón, y si esas metas te parecen muy lejanas o inalcanzables lo que puedes hacer es poner imágenes que te conecten con la esencia de lo que quieres (independencia) y no con la meta en específico (una casa propia). 

Ella, aunque no ponga en su vision board la foto de la casa, puede poner fotos de otras actividades que le hagan sentir lo mismo.

Por ejemplo, podría poner una foto de una chica viajando sola o de una mujer que se prepara para ir al trabajo, si para ella eso significa independencia y autonomía.

3. Utiliza todas tus herramientas

Más adelante haré otro workshop con herramientas para manifestar metas que se sienten muy lejanas o inalcanzables. Pero por ahora, te compartiré una que sirve de maravilla. 🙂

Lo que tienes que hacer es anotar en una hoja la meta final; en este caso, tener una casa propia.

Como la distancia que hay ahora entre esta chica y su casa propia es muy larga, ella necesita descifrar los pequeños logros que naturalmente rematarían en ella teniendo su casa propia.

Ella se tiene que preguntar, “desde donde estoy ahora, ¿qué sería lo siguiente que tendría que pasar para que yo tenga mi casa propia?”

Su intuición le dirá qué.

Eso, hay que anotarlo.

Tal vez lo que ella intuye que necesita conseguir un trabajo, o consultar a un asesor del banco, o mirar casas que le gusten, o decidir en dónde le gustaría vivir.

(La palabra clave aquí es INTUIR. Este ejercicio no es racional, es intuitivo. Si lo haces, deja que tu intuición te dicte el siguiente paso a seguir.)

Ya que quedó claro cuál es el siguiente paso a tomar, hay que anotarlo vaaaaaaaaarias veces en una libreta (como en la primaria que nos ponían a hacer planas), en post its por toda la casa, en el celular, en la computadora, o en donde sea, siguiendo este formato:

“Gracias Dios/vida/Universo/Fuerza Suprema, etc. porque fue tan fácil  ________ .”

Ejemplo:

Gracias Dios, porque decidir dónde quiero vivir fue tan fácil.

Gracias vida porque consultar un buen asesor fue tan fácil.

Gracias Universo porque conseguir un trabajo fue tan fácil.

Gracias x, porque x fue tan fácil.

Siempre que quieras manifestar algo, escríbelo así porque tu cerebro necesita creer que: 1) lo que quieres ya pasó (esto lo explico en el workshop también),  y 2) que conseguirlo fue muuuuuy fácil (tu cerebro no quiere ponerte en una situación difícil).

Por último…

El cerebro aprende mediante repetición, pega tus papelitos por todas partes. Escribe planas y planas de esto.

Aprende a disfrutar este ejercicio, te prometo que funciona de maravilla. 🙂

Conclusiones

Este tema es tooooodo un universo.

Pero vale la pena aprender a manifestar conscientemente porque al hacerlo te abres a una vida llena de posibilidades. <3

Hay muchas herramientas que te ayudarán a avanzar, como el vision board y otras que te compartiré más adelante. Pero necesitas hacerlo, necesitas dedicarle tiempo.

Yo puedo compartirte mis aprendizajes, pero hasta que tú lo hagas y lo practiques el aprendizaje no será verdadero.

Si estás interesada en aprender, puedes unirte al workshop que te mencioné arriba (es “paga lo que puedas”, lo que significa que tú eliges tu cuota de inscripción) y te enseña paso por paso el método que yo utilizo para crear un vision board bien hecho.

Obviamente, si te quedan dudas después del workshop aquí tienes la evidencia de que te voy a ayudar a resolverlas 🙂 Hehe, no estarás sola en ese proceso.

Y bueno, antes de irme te recuerdo que hacer un vision board NO es hacer un collage, no se trata de solo juntar fotos de revistas en un tablero. Hay un trabajo previo que se hace para que lo que coloques ahí sea exactamente lo que te va a impulsar hacia adelante. 

Si quieres ingresar al workshop elige tu medio de pago y serás dirigida a la clase: 

Usa PayPal

Elige tu cuota de inscripción




Usa Tarjeta
Can't find product with ID 21820

Con mucho amor, e intención de que esto te haya servido muchísimo,

ki ☽

¿por qué no funciona tu vision board?

¿por qué no funciona tu vision board?

Recientemente compartí en las stories de mi Instagram un video con las cosas que he manifestado con ayuda de mi vision board, también conocido como "tablero de sueños" o "mapa de deseos". No es todo lo que he manifestado con el vision board, pero es lo que tenía a la...

El proceso es lo único que existe

El proceso es lo único que existe

life is perfect, y al mismo tiempo no lo es. todo fluye en el orden perfecto y al mismo tiempo se siente sofocante y molesto. creo que estoy pasando por una crisis de identidad (¿así se le llama?). estoy incómoda, ansiosa, insatisfecha. pero no del todo, porque...

Cómo escuchar la intuición

Cómo escuchar la intuición

Cultivar una relación fuerte con tu intuición te ayuda a tomar decisiones, a liberar la necesidad de validar tus deseos y opiniones con los demás y a navegar la vida con seguridad y certeza. Plantarse firme entre el caos y no tambalear en las decisiones que ya tomaste...

RECIBE LOS POSTS POR CORREO

Comparte en Pinterest