PALABRAS CON INTENCIÓN

Creo en el poder de la palabra. Creo en el poder de la oración.

Pero ha sido difícil para mí recurrir a escritos religiosos para “poder” orar. Así que decidí escribir mis propias oraciones (que yo llamo palabras con intención). Y también decidí compartirlas/publicarlas en un libro.

Si gustas, puedes anotarte a la lista de interés aquí

Por supuesto que éstas no deben ser consideradas como oraciones religiosas sino como palabras con intención, ya que no están dirigidas a ningún Santo, a Dios, Ángeles, etc. sino a la expresión de la existencia.

(Si buscas algo religioso hay muchas oraciones bonitas que puedes encontrar en el Internet.)

El libro que voy a hacer será chiquito para que puedas llevarlo a donde quieras, y los textos serán cortos para que los puedas memorizar. Aquí te comparto algunas de las que yo he escrito para que te des una idea de cómo son.

A LA ACEPTACIÓN

“Tú que todo lo eres, que en todo existes, permíteme aceptar con el corazón a toda la expresión de tu existencia. Permíteme absorber toda tu belleza y contemplar sin juicio tu oscuridad. Ayúdame a vivir con el corazón abierto, disuelve mis miedos y juicios para recorrer mi día con ligereza y paz. Mantén mi luz libre de las tapaduras de la mente. Hazme libre. Permíteme observar.”

AL AGRADECIMIENTO

“Agradecimiento, permíteme fundirme en ti para que todos mis actos estén empapados de tu amorosa energía. Que cada palabra que salga de mi boca sea bañada con tu esencia y todos mis pensamientos sean suavizados por ti. En cada una de mis venas, siento agradecimiento por todo lo que tengo y he tenido, en esta vida y todas las anteriores. Estoy por siempre protegida, soy por siempre amada. Tu energía me acompaña a donde voy.”

A LA TIERRA

“Planeta Tierra, honro a cada animal, planta y roca que habita en ti. Reconozco que amarme a mí, es amarte a ti. En este momento, me comprometo a respetarme, a ser consciente de mis acciones y a mostrar amor en cada uno de mis actos. Sé que puedo ayudar a sanarte, si comienzo por sanarme a mí misma. Permite que mi intención descienda por tus tierras, hasta llegar a tu centro. Fortalécela con tu poder.”


” Madre tierra, otórgame el permiso de mantenerme anclada a ti para que nada me mueva de mi centro. Al enraizarme en tus tierras, me hago firme y segura. Apoya cada uno de mis pasos con tu tierno soporte. Ayúdame a caminar firme y segura, sabiendo que me puedo apoyar de ti.”