fbpx

Grandes, emocionantes & terroríficos.

Si tus sueños no te dan miedo, no estás queriendo soñar.

En lugar de rendirte antes de tiempo, aprende a manifestar usando el poder de tu imaginación para que puedas obtener lo que realmente deseas sin tener que hacer chiquitos tus sueños porque “no vas a poder”.

Seguro lo has oído mil veces…

 

Ese discurso, el de: “Tú puedes cambiar tu vida”.

Te lo dicen los coaches y los gurús. Te seducen con fórmulas y “secretos”. Te venden trucos, rituales y atajos. Y si las cosas no salen como querías, te dicen que “El Universo tiene algo mejor preparado para ti”. (¡JA! Cómo si el Universo fuera un mago otorgando deseos según su voluntad).

Aparentemente, todo mundo tiene la llave maestra menos tú, la última pieza del rompecabezas, “el secreto detrás del secreto” (jeje), pero no es cierto. No necesitas rituales ni hipnosis, no necesitas fórmulas ni técnicas ni atajos. No necesitas nada externo a ti, podrías manifestar tus deseos aún si estuvieras despojado de TODO. Porque no necesitas nada… mas que reconocer quién eres.

 

Tu naturaleza es creadora

Antes de comprender la verdadera capacidad de mi mente, yo también pensaba que se necesitaban recursos externos para manifestar mis deseos.

Incluso, algunas prácticas las compartí aquí, en mi página. Creía que mis historias de éxito se debían a esas herramientas, pero ahora entiendo que no es así. Las herramientas son un apoyo, pero nuestra facultad creadora siempre está activa nos demos cuenta o no. Siempre estamos creando, en todo momento y bajo todas condiciones.

Cuando aceptas este hecho, puedes utilizar las herramientas para lo que son sin renunciar a tu poder; puedes hacerte de prácticas que te regresen a tu centro y te recuerden quién eres para que desde este lugar CREES con intención, crees deliberadamente.

No hay secretos, tú ya sabes cómo.

Lo has hecho toda tu vida. El proceso de manifestación es tan natural, tan obvio, que se vuelve imperceptible; no lo vemos porque es algo que hacemos todo el tiempo. Por eso para manifestar una mejor calidad de vida no necesitas aprender nada nuevo:

  • No necesitas “sanar” viejos patrones
  • Erradicar tus creencias limitantes
  • Encontrar el origen de tus problemas; y mucho menos
  • Tener todas las respuestas.

El trabajo siempre es interno. No se puede evitar. No se puede omitir. No hay atajos. Tiene que hacerse. Pero no es necesario clavarte, indagar por años en el origen de tu pesar o darle vueltas y vueltas al problema buscando la solución. ¡Para nada!

El origen de tus ‘heridas’ se hace irrelevante cuando aprendes a utilizar el poder creador de tu mente. No necesitas saber qué pasó, solo necesitas saber hacia dónde quieres ir.

¿Cómo quieres empezar?

Apoyo personalizado para apoyar tu proceso.

Recursos & info sobre cómo manifestar.

“Ya en unos meses quisiera otra sesión porque me inspiras mucho a lograr tooodooo lo que se ve lejos y se vuelve cerca y bien a la vueltita”.

 

“Voy a extrañar muchísimo nuestras sesiones!!! No sabes con qué emoción leía tus notas y lo mucho que ha cambiado mi vida desde que comenzamos a trabajar.”

 

“kiiii el otro día me estaba acordando de lo triste que me sentía antes de comenzar a trabajar contigo y de lo diferente que me siento ahora!!!”

 

Para apoyo personalizado, visita mi página de coaching.

Suscríbete al Newsletter


.